NACIONES Y RESTODESPAÑA

NACIONES Y RESTODESPAÑA

 

Blanca Lusilla Rausa

¿Qué es una nación para nuestros líderes de la supuesta izquierda? ¿Con qué criterios consideran que el País Vasco, Cataluña y Galicia son naciones, y las demás comunidades autónomas son el “restodespaña”?
Los que vivimos en el “restodespaña” merecemos que nos respondan. Queremos saber por qué Aragón y Navarra que fueron reinos, hoy no tienen la categoría de naciones. No comprendemos cómo Asturias es Principado (Leticia es princesa de Asturias), pero no merece ser nación. Lo mismo se podría decir de Andalucía, que aprobó en un referéndum seguir el cauce del artículo 151 de la Constitución de 1978.
En los últimos años, en nuestro país ha crecido la desigualdad. Ha aumentado el número de ricos, y también el número de pobres. A comienzos de esta década, ser mileurista era ser un parias; hoy es una suerte inmensa. El paro se maquilla con contratos a tiempo parcial, y falsos autónomos. La hucha de las pensiones se está quedando seca. No vamos a recuperar la mayor parte del rescate a los bancos, que tendremos que pagar con nuestros impuestos ¿Por qué han desaparecido estos temas de nuestros noticieros?
Los partidos que supuestamente tendrían que combatir la desigualdad entre las clases sociales, y entre las Comunidades Autónomas, se han aliado con la burguesía capitalista de la Comunidad Autónoma más próspera. Hablan de dialogar con los golpistas, para hacerles más concesiones; como si les hubieran hecho ya pocas. Ni una palabra sobre cómo van a cerrar la zanja de desigualdad que está separando el triángulo próspero (marquen una línea en el mapa, entre el oeste del País Vasco y el Sur de la Comunidad Valenciana) del relegado “restodespaña”.
Ninguna concesión va a lograr encajar en España a Cataluña; y dentro de poco tampoco encajarán Baleares, y la Comunidad Valenciana. El encaje del País Vasco se llama cupo. El encaje de Navarra, Régimen Foral. A pesar de todo, estas dos comunidades no acaban de cuadrar en nuestro mapa.
Rajoy seguirá triturando nuestro mercado laboral, vaciará lo poco que queda de la hucha de las pensiones, y regalará Bankia – rescatada con nuestros impuestos- a sus amigotes. Mientras, los trabajadores discutimos cuántas naciones hay en el mapa, de lo que en los últimos siglos se ha llamado España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *