El español como defensa ante el multiculturalismo

Juan Carlos Bermejo anuncia sin decirlo que Grecia y España se encargarán de arruinar a la Comunidad Económica Europea. La forzada fortaleza económica del €uro sobre el dólar es bien recibida por la economía norteamericana: alguien tiene que pagar las múltiples incursiones militares y el tonto útil es Europa con su panda de burócratas engordando la deuda con ciclostil. Mal está que lo haga la Reserva Federal amparándose en su poderío militar y el petrodollar, pero Europa no tiene ni poderío ni patrón energético alguno,  así que toda su presunción es humo de colores para engatusar a la idiotez interior y reforzar al mercado con la divisas estadounidense. United Kingdom se ha salido de la hoguera a tiempo y como buen zorro de solera espera que la fruta esté madura para salir nuevamente al rescate de la vieja, por estúpida, Europa – ¡y será la tercera! -. Aquí hacemos de palmero de maravilla a la consigna del “Word One”. Nada mejor encaja en nuestra idiosincrasia: somos tontos de solemnidad y vivimos cretinos de nuestra vieja historia y nuestros viejos monumentos, calles y plazas con glorias pasadas. Hay que abastecer el gran supermercado mundial de productos y mano de obra barata. ¿como no acudir al multiculturalismo? Ese gran almacén comodín de servidumbres voluntarias para resolver esa gran crisis y deficits. Si asumimos el multiculturalismo aceptamos una escala de mayor a menor importancia, relevancia o precio, y ya está servido el (des) orden para la jugada de las oligarquías mundiales o satélites serviles y sus partidocracias, gringas principalmente, que para eso han arrasado con su vertical lengua y pensamiento allí donde ponían el ojo y la factoría.

 

Pero España es más horizontal porque esparramamos religión, cultura, universidades, derechos e igual trato al indígena que al súbdito de sus majestades y por eso hoy no es solo España, sino las Españas de ultramar y continentales que piensan y viven como piensan, a trompicones ,si, (¡que le vamos a hacer si necesitamos primero la siesta antes de la parranda y después !!). Con todo, nada de ingenuos porque al mercachifle anglosajón le olemos por su sudor imperialista, bien distinto del aroma imperial que mamamos todos y no nos dejamos engatusar así como así.  De entre tantos que somos, genios e ingenio sacamos algunos de los que trabajan el cuádruple y producen dirección y sentido universal para seguir con nuestras formas de ser. A la trama sucia del multinacionalismo ya les lavamos con el internacionalismo, no el proletario ruinoso, sino el de la dignidad, el de la  Libertad Colectiva; y al pringoso multiculturalismo lo escurrimos con el centrifugado intercultual, horizontal por naturaleza y belleza: nadie es más que “naide” y somos lo que somos,  ni tan puros ni tan indios. A estas alturas, creciendo exponencialmente como crecemos, aunque se empeñen, el Español es creativo y perezoso justiciero universal, y aunque tarde, llegará a su tiempo.

 

– ¿Verdad maestro Buela??

 

ábu

3 thoughts on “El español como defensa ante el multiculturalismo”

    1. Gracias Peter por tus comentario. La canción es preciosa y hacía tiempo que no la escuchaba. Al referirme al rescate no lo hacía al del Sitema Bancario, que en todos los paises se han sufrido, sino a las guerras mundiales. El desastre europeo puede iniciar la tercera guerra mundial que como en las anteriores, se resolverá con la intervenciónes de EEUU y UK.

      Saludos cordiales
      àbu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *