Calentamiento y vuelta a la calma

CALENTAMIENTO Y VUELTA A LA CALMA

Una parte importante del entrenamiento es la “puesta en marcha” del organismo para el desempeño de un ejercicio o actividad y la fase de relajación o vuelta a la calma. Muy poca gente se toma en serio estas “fases” de la sesión y juegan un papel muy importante sobre todo a la hora de evitar lesiones. Hoy nos centraremos solo en una breve descripción y la importancia de realizar estas fases.

El calentamiento es el conjunto de ejercicios musculares y articulares realizados con el objetivo de preparar al organismo para realizar una actividad de intensidad mayor.  Dicho de otra forma, es una fase de adaptación, donde preparamos el sistema cardiopulmonar y musculoesquelético para afrontar un esfuerzo o estimulo de intensidad más elevada. Puede ser general o específico, pero lo que realmente nos interesa hoy es que previene lesiones, ya que no sometemos al cuerpo a una tensión muscular para la cual no se haya preparado, debemos tener en cuenta este dato porque la mayoría de los esguinces, torceduras, tirones, roturas etc vienen precisamente por no hacer un buen calentamiento.

¿Cuánto tiempo debo calentar? Una pregunta que a mucha gente asusta porque pensamos que va a alargar considerablemente la práctica deportiva o ejercicio a realizar y da “pereza” ensanchar mas el tiempo de entrenamiento. Pues bien, dejando a un lado el deporte profesional, el calentamiento dura aproximadamente 10 minutos, lo cual no es un tiempo tan grande como para evitar realizarlo teniendo en cuenta las ventajas tan grandes que nos aporta. En el próximo artículo analizaremos los tipos de entrenamiento más a fondo.

Por otro lado tenemos la vuelta a la calma. Que la podemos definir como la transición de un estado vigoroso a uno de reposo / relajación mediante una reducción gradual de la intensidad. Realizamos ejercicios que progresivamente reducen la intensidad llevando al organismo a un estado de reposo. Realizamos en esta fase también el estiramiento, que al igual que el calentamiento no lleva más de 10 minutos.

*Como sabemos, durante la práctica deportiva o de ejercicio se provocan contracciones  en los músculos, por lo que estirarlos para devolver la elongación y elasticidad es muy importante, con esto evitamos que los músculos se “encojan” provocando las molestas contracturas, pinzamientos, enganches etc. producidas en muchas ocasiones por el estrés muscular provocado en el entrenamiento.

CONCLUSION

Tanto el calentamiento como la vuelta a la calma juegan un papel importante para el rendimiento del deportista, no solo como fase de adaptación a un esfuerzo mayor o menor, sino también como medida preventiva, evitando aproximadamente el 60% de las lesiones por mala praxis.

Borja Ferrer Gutiérrez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *